Sidebar

17
Dom, Ene
19 New Articles

El caso Sulma: leerán testimonio de tortura de víctima que ya murió

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* La versión de Miguel Ángel García, torturado en 2014 y fallecido en 2019, podrá ser revelada ante jueces que integren un tribunal de juicio.

 

Si, como parece, llega a juicio oral la situación de Sulma Rosario Altamirano Estrada, quien fue delegada de la Secretaría de Relaciones Exteriores en una parte del gobierno anterior, podrá ser leído ante los jueces que conformen el Tribunal de Enjuiciamiento el testimonio de Miguel Ángel García Pérez, ahora fallecido, y quien a finales de noviembre y principios de diciembre del 2014 fue objeto de torturas tanto en la Fiscalía General del Estado (FGE) como en el interior de la penal de Tepic.

Entonces cuñado de Sulma, Miguel Ángel estaba casado con Gladis Denisse Altamirano Estrada, la cual murió aquel 28 de noviembre por causas naturales. A base de torturas se pretendió incriminarlo, aunque finalmente fue liberado.

Miguel Ángel falleció en septiembre del 2019, días antes de cumplir 32 años.

Posterior a la detención del ex fiscal Édgar Veytia en Estados Unidos y ya concluido el gobierno de Roberto Sandoval, Miguel Ángel presentó una denuncia por escrito sobre lo acontecido años atrás. Luego, en al menos dos ocasiones rindió ampliación de manera presencial, detallando la bárbara agresión de la que fue objeto: el soportar situaciones al límite, cuando se le hacía sentir que se ahogaba o asfixiaba.

 

El reciente 18 de septiembre se celebró la audiencia intermedia de la causa penal 1461/2019 que atañe a la ex funcionaria, quien desde octubre del año pasado se encuentra vinculada a proceso y en prisión preventiva.

La Fiscalía General del Estado (FGE) pretende solicitar en juicio 36 años de prisión.

Precisamente en esa audiencia se abordaron diversos puntos que son motivo de reclamo de la detenida: por ejemplo, el hecho de que esté vinculada a proceso por los delitos de tráfico de influencias y tortura, y la posterior reclasificación de un juez de control para que se incluya el delito de amenazas graves.

De igual forma, el que pueda ser leída la declaración de Miguel Ángel, así como diversas documentales para acreditar el monto a que asciende la reparación del daño.

  

A través del juicio de amparo 484/2020 interpuesto por Sulma Rosario, el juez Cuarto de Distrito de Amparo Penal en Tepic, José Armando Zozaya Solórzano, recientemente decidió sobreseerlo.

“…se estima que los actos reclamados en este asunto no son de aquellos que afecten directamente derechos sustantivos reconocidos por la Constitución Federal y los Tratados Internacionales suscritos por el Estado Mexicano, sino que se está frente a actos susceptibles de ser reparados incluso durante el desarrollo del juicio oral”, se explica en la sentencia.

Ello significaría que se mantiene la decisión ventilada en la audiencia intermedia, y de dar lectura al testimonio de quien ya murió.

La imputada aún podría presentar un recurso de revisión ante un Tribunal Colegiado.

Por cierto, se está a la espera de lo que resuelva un Colegiado, después de que un Juzgado de Distrito negó a Altamirano el amparo respecto al auto de vinculación a proceso.

De realizarse el juicio oral, se estima que tendría lugar a finales del año próximo o hasta el 2022.

Y mientras tanto, continúa la medida cautelar de prisión.

 

Cabe añadir que precisamente en la audiencia intermedia, la defensa particular de Sulma Rosario advirtió al juez de control una probable alteración en montos que corresponden a la reparación del daño, mediante documentos ofrecidos por la asesora de la parte agraviada.

Ello mereció que el juez diera vista al agente del Ministerio Público presente. Por tanto se inició una carpeta de investigación para indagar la probable falsificación de documentos. 

(La imagen no corresponde a este caso concreto)

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit. 

X

Right Click

No right click