Sidebar

18
Mié, Sep
30 Nuevos articulos

Las graves amenazas de Nátali a Daniela que nadie previno y desencadenaron su muerte

Noticias
Tipografia

* Uno de los mensajes que recibió la víctima: “no me voy a quedar a gusto hasta que los haga pedazos…”

 

Días u horas previas a la noche del sábado 24 de agosto, la joven Daniela de Jesús Aceves Carrillo recibió mensajes a través de Messenger y WatsApp con una lectura amenazante:

“Yo te lo advertí, que ese pendejo de Édgar iba terminar con nuestra amistad (…) Me traicionaste (…) No, Daniela, esto se acabó (…) No me voy a quedar a gusto hasta que los haga pedazos”…

Las anteriores citas –de varias más- fueron mencionadas la tarde de este viernes ante la jueza de control Sandra Sánchez Covarrubias, y son parte de los datos de formulación de imputación en contra de Nátali “N” “N” y Ántoni “N” “N”, por el delito de homicidio calificado en agravio de Daniela de Jesús Aceves, con las agravantes de premeditación, alevosía y ventaja.

Se trata del asesinato ocurrido a la medianoche o en los primeros minutos del domingo, en la cabecera municipal de Xalisco: la violencia extrema de una mujer contra otra mujer.

Los datos anunciados por la agencia del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) precisan que no sólo Daniela conocía esas amenazas, sino otras personas, incluso familiares, pero no fueron denunciadas. Nadie previno.

Daniela y Nátali eran comadres.

Nátali creía que su anterior pareja Édgar se entendía con Daniela, lo que ésta siempre negó, incluso en los mensajes ya referidos.

 

Pasadas las 11 de la noche del sábado, Édgar, Daniela y otra amiga arribaron al domicilio de Jorge, por andador Carbono en la colonia Lomas Verdes, para convivir un rato.

Unos 10 minutos antes de la medianoche, una motocicleta se detuvo afuera de la casa. A través de una ventana, Jorge reconoció a Nátali y a Ántoni. Temerosos, sus amigos se ocultaron dentro de un baño.

Al tocar a la puerta, Jorge los dejó pasar. El individuo traía guantes y empuñaba una pistola.

Un hermano y un hijo de Nátali también llegaron a la finca; el primero de estos observó un bolso de mujer, lo que agilizó la búsqueda en la casa.

Ántoni pateó la puerta del baño. Gritaba, exigiendo que salieran. Desde adentro, finalmente abrieron.

Encañonado con la pistola, Édgar fue llevado al exterior de la casa. Y Nátali hizo lo mismo con Daniela. Los obligaron a hincarse.

La narración ministerial, basada en los testimonios de que consta la causa penal 1551/2019, precisa que Ántoni efectuó un disparo al suelo y después le entregó el arma a Nátali, que la accionó contra Daniela, a quemarropa. La bala, con entrada en el lado izquierdo del pecho, tuvo una trayectoria de arriba abajo, con salida en la parte baja de la espalda.

La muerte de la joven de 27 años fue confirmada por personal médico de la clínica del Seguro Social en Xalisco, a donde sus amigos la trasladaron.

 

Nátali y Ántoni fueron detenidos la tarde del domingo, citándose la posesión de dosis de droga y, en el caso del segundo, también una pistola calibre nueve milímetros.

El anuncio ministerial precisa que, según los estudios periciales, dos casquillos encontrados en el lugar de los hechos sí corresponden al arma asegurada.

De igual forma se anunció que Nátali dio resultado positivo a la prueba de rodizonato de sodio, indicio de que disparó un arma de fuego, mientras que Ántoni dio negativo, deduciéndose que ello se debe a que la noche del sábado traía guantes.

Asistidos por un defensor público, los imputados se reservaron el derecho de rendir declaración judicial. A sus espaldas, dos policías, hombre y mujer, permanecieron de pie durante el desarrollo de la audiencia.

La jueza Sánchez Covarrubias impuso la medida cautelar de prisión preventiva durante el tiempo que dure el juicio.

El auto de vinculación a proceso solicitado por la Fiscalía, por el delito de homicidio calificado, se resolverá la próxima semana.

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit.

 

 

 

X

Right Click

No right click