Sidebar

23
Vie, Feb

Los ataques del presidente ponen a prueba a las personas

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Si ceden frente al presidente, recibirán elogios de éste, pero si se mantienen firmes, seguirán escuchando descalificativos.

 

Cuando se acerca la parte final de su gobierno y están en puerta las campañas electorales, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue atacando lo que no está sometido a su visión.

Con su manera diaria de lanzar golpes a instituciones o personas que le incomodan, por ejemplo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), o como lo hizo por mucho tiempo con el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), o periodistas como Carlos Loret de Mola o el periódico Reforma, al presidente le basta decir que no sirven o que responden a intereses para justificar los ataques.

Se trata de embates duros, directos, con nombre, antes, durante o después de que se ventile en algún organismo un tema sobresaliente de su agenda.

“La mañanera” es el espacio contundente para ametrallar con descalificativos.

Pero los ataques del presidente también ponen a prueba a las personas, y uno de los ejemplos más claros se ha visto en la Suprema Corte, donde el ex ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea quedó fácilmente sometido al poder de López Obrador, mientras que su sucesora en la presidencia de la SCJN Norma Lucía Piña Hernández ha mostrado resistencia.

En los últimos días, el ministro Alberto Pérez Dayán ha estado en la mira de López Obrador y de su partido MORENA porque un voto de calidad suyo inclinó la balanza para que se declarara inconstitucional la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, de marzo del 2021.

La golpiza verbal del presidente es contra muchos, menos contra el crimen organizado que, ése sí, prácticamente se ha adueñado de muchos espacios en el país.

Puesto que, salvo los periodistas a los que alude, muy pocos le responden al presidente, el golpe tras golpe busca debilitar la resistencia de los individuos, los pone en la mira de sus seguidores y, muy grave, incluso los expone en su integridad personal.

Si ceden frente al presidente, recibirán elogios de éste, pero si se mantienen firmes, seguirán escuchando descalificativos.

A López Obrador le restan casi ocho meses en la Presidencia.

 

 

X

Right Click

No right click