Sidebar

18
Mar, Jun

“¡Hola Lupita!...” leen en dialecto Cora condena de 110 años para comprensión de niña indígena

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* La sentencia de lectura fácil acompaña el fallo en contra de Jesús Adrián y Martha Noemí, responsables de homicidio calificado y secuestro agravado, éste último en agravio de la menor.

* (Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza)

 

Este miércoles, un Tribunal de Enjuiciamiento conformado por dos juezas y un juez condenó a 110 años de cárcel a Jesús Adrián “N” y Martha Noemí “N”, al ser encontrados responsables de los delitos de homicidio calificado y secuestro agravado, el primero en agravio de Carmina Celestino, y el segundo de una menor de edad de identidad reservada y únicamente conocida como Lupita.

En julio del 2021 el cadáver de Carmina fue localizado en una habitación de una posada por calle Zaragoza, entre México y Zacatecas en el centro de Tepic; presentaba heridas cortantes, mientras que a su pequeña hija, de dos años, se le encontró en el estado de Jalisco, a donde había sido llevada por Jesús Adrián y Martha Noemí.

El secuestro fue acreditado puesto que, utilizando el celular de Carmina se pidió rescate por la liberación de Lupita, realizando llamadas a un hermano de Carmina y a la pareja de ésta, exigiéndoles la entrega de 10 mil y cinco mil pesos.

Durante la audiencia de individualización de la pena, el juez relator leyó una sentencia de lectura fácil dedicada a Lupita –que obviamente no estaba en la sala-, pero además, inmediatamente después se hizo presente un traductor del dialecto Cora para igualmente leer en la lengua materna de la niña la carta firmada por el Tribunal.

La sentencia de lectura fácil, dice:

“¡Hola Lupita!, nos tocó resolver lo que las personas malas te hicieron a ti y a tú mamá, esas cosas malas están prohibidas por la ley y por eso fueron castigados a 110 años de cárcel.

“Tú tienes derecho a una vida libre de violencia y que las personas malas te paguen todo lo que sufriste por esas cosas que te hicieron. En el juicio hubo personas que te representaron y velaron por tus derechos, cuando necesites que te paguen los gastos los puedes exigir.

“Deseamos que vivas una infancia plena y que si necesitas ayuda psicológica nos lo puedes pedir.

“Te enviamos un fuerte abrazo, Karla, Pepe y Mirna.”

 

De acuerdo con la individualización de la pena, los sentenciados, él de 32 años y ella de 42, representan un grado de peligrosidad media, por lo que a los 110 años se llegó de la siguiente manera: sumando la pena mínima por homicidio calificado, 20 años, y la máxima, 50 años, y dividiéndola entre dos quedan 35 años.

Luego, a la mínima de secuestro agravado, 50 años, y la máxima, 100 años, a esa suma y dividiéndola entre dos, dan 75 años.

Así, 35 más 75 suman los 110 años anunciados.

Jesús Adrián y Martha Noemí habrían considerado que si él asumía la culpa total ella sería puesta en libertad, sin embargo la representación ministerial de la Fiscalía General del Estado (FGE) acreditó la participación de ambos.

De hecho, en la parte final de la audiencia, mientras Jesús Adrián respondió a la jueza presidenta que no haría comentarios, Martha Noemí señaló no estar de acuerdo con su sentencia, por lo que en ese momento presentó apelación para que el expediente sea turnado a la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) como segunda instancia.

 

 

 

 

X

Right Click

No right click