Sidebar

16
Mar, Abr

9 de noviembre: el ‘pitazo’ a Ney

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Pocas personas sabían del mandamiento judicial antes del operativo de policía y, sin embargo, se filtró la información que generó la fuga.

* (Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza)

 

Al atardecer del nueve de noviembre del 2022, día miércoles, numerosos elementos de la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) participaron en un cateo en el domicilio del ex gobernador Ney González Sánchez, por avenida México en la colonia Mololoa en Tepic, con el que se pretendía concretar su captura, pero no fue encontrado.

Un día después, durante su comparecencia en el Congreso del Estado, el fiscal General Petronilo Díaz Ponce precisó que se contaban con dos órdenes de aprehensión en contra del ex titular del Poder Ejecutivo (2005-2011).

Que se hayan girado órdenes de captura contra Ney y, aún así pudiera escaparse, sería indicativo de que sigue contando con personajes de confianza incrustados en instancias de gobierno, lo que le permitió recibir el ‘pitazo’.

Y es que, se confirma, al menos una de las órdenes de aprehensión, emitida por el Juzgado Primero Penal en Tepic, está fechada precisamente el nueve de noviembre, por lo que sobra deducir que muy pocas personas sabían del mandamiento judicial antes del operativo de policía y, sin embargo, se filtró la información que generó la fuga.

Ney necesitó muy poco tiempo para tener información confiable de que sería buscado.

En ese asunto penal, el ex gobernador es probable responsable de los delitos de peculado, falsificación de documentos en la modalidad de uso, y ejercicio indebido de funciones. La parte agraviada es la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado.

Como ya lo ha documentado este reportero, se trataría de numerosos actos en que se emitieron facturas falsas para simular gastos millonarios en la administración de González Sánchez.

En un trabajo de información del 11 de noviembre en este espacio, se puso como ejemplo el caso de César Eduardo, propietario de una imprenta en el estado de Jalisco, quien durante la etapa de investigación explicó que una factura que se le puso a la vista por la cantidad de 457 mil 800 pesos, jamás fue expedida por su negocio como se intentó justificar, sino que la factura verdadera era por sólo 232 pesos.

Aunque desde hace más de dos meses se han multiplicado los operativos de cateo y aseguramiento de inmuebles relacionados con el ex gobernador, sigue generando suspicacia de dónde le llegó el aviso de que iban por él.

 

 

X

Right Click

No right click