Sidebar

10
Mié, Ago
29 New Articles

Condenan a 2 por ganado tuberculoso; sigue prófugo ex director del Comité Estatal Pecuaria

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Darío y Miguel fueron sentenciados a un año, y un año y seis meses de prisión; aceptaron distribución de cabezas de ganado enfermas.

* (Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza)

 

Darío T.O. y Miguel S.C., ganaderos en la región norte del estado, se sometieron a un procedimiento abreviado y fueron condenados a un año de prisión y al pago de 10 Unidades de Medida y Actualización (UMA), y un año y seis meses de prisión y 15 UMA, respectivamente.

En el caso de Darío, por el delito contra la salud pública, y Miguel por el mismo delito y por abigeato en la modalidad de transportación en agravio de la sociedad.

Durante la audiencia de procedimiento abreviado celebrada este viernes ante un juez de Control, fue precisado que ambos individuos tienen derecho a la conmutación, por lo que en los próximos días recuperarán la libertad, dado que a partir de mediados de julio han estado en prisión preventiva.

Tanto la agencia del Ministerio Público como la defensa de los imputados y la asesoría de víctimas aceptaron que la sentencie quedara firme en ese momento.

El procedimiento abreviado es una especie de negociación de las partes, lo que permite la disminución de la pena, aunque se reconoce la participación en los hechos, como fue el caso de Darío y Miguel.

Como ya es sabido, el tercer implicado Octavio E. J., quien fuera director del Comité para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Nayarit, es prófugo después de que el sábado 30 de julio no se presentó a una audiencia de revisión de medidas cautelares solicitada por la agencia ministerial.

A diferencia de Darío y Miguel, que han estado en prisión preventiva, con Octavio las medidas habían sido más suaves: cumplir una garantía económica, presentarse a firma semanal, así como evitar acercarse al citado Comité Estatal.

Sin embargo, advirtiendo que su situación cambiaría el 30 de julio, optó por no atender el citatorio, lo que motivó que se girara orden de aprehensión.

Los tres se encuentran inmersos en la investigación por el caso de 17 cabezas de ganado que, enfermas de tuberculosis, fueron vendidas el reciente tres de mayo del rancho de Darío, pasaron al de Miguel y cinco de ellas llegaron al estado de Sinaloa y otra fue vendida en Santiago Ixcuintla.

Todo ello a pesar de que desde semanas antes se había detectado la enfermedad en el ganado de Darío, sin embargo misteriosamente esas cabezas de ganado no fueron marcadas con las letras T –tuberculosis- y SR -sacrificio en rastro.

Es ahí donde se atribuye probable responsabilidad del ex director del Comité para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Nayarit, vinculado a proceso por delitos contra la salud pública y ejercicio indebido de funciones.

Durante la audiencia de procedimiento abreviado, el juez de Control cuestionó a la asesoría de víctimas y al agente ministerial si el citado Comité Estatal estaba de acuerdo con el abreviado, e incluso se decretó un receso para que lo anterior fuera verificado, a lo que luego se explicó que en el caso de Darío y Miguel la parte agraviada es la sociedad, mientras que con Octavio se amplía al Comité que dirigía.

Según fue deducido, la gravedad del problema se detectó cuando el total del ganado de Darío fue trasladado para su análisis a una empresa en Aguascalientes y se hizo notar del faltante de esas 17 cabezas.

A principios del mes de julio se habría lanzado una alerta para tratar de localizar el ganado enfermo, sin embargo cinco cabezas fueron trasladadas a Sinaloa y sería imposible identificarlas porque no estaban marcadas.

Lo anterior ha motivado una amplia investigación en numerosos ranchos de Nayarit, sin que se haya detectado más tuberculosis, sin embargo sí habrían brotado nuevos elementos que hacen suponer que el actuar del directivo no era el mejor, lo que motivó la petición para que se modificaran las medidas cautelares, aunque decidió no presentarse a audiencia.

Cuestionados por el juez de Control, Darío y Miguel afirmaron de viva voz su responsabilidad en los hechos y aceptaron la condena antes citada. Negaron que hubieran sido presionados de forma alguna para someterse al abreviado.

En la parte final de la audiencia, el abogado de Miguel solicitó el cambio de medidas cautelares para que éste recuperara la libertad, considerando que la situación de su cliente ya era distinta. Sin embargo, la agencia ministerial se opuso.

El juez explicó que ya se estaba con una sentencia firme y él no podría regresarse a una etapa que ya no existía, sino que en todo caso ahora es competencia de un juez de Ejecución de Sentencias.

Dado que se anunció que ambos sentenciados tienen derecho a la conmutación, seguramente en próximos días recuperarán la libertad.

 

 

X

Right Click

No right click