Sidebar

11
Jue, Ago
29 New Articles

El presidente no se irá en el 2024

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Pero vaya que López Obrador tiene un lugar en la historia; pocos habrán dividido tanto al país como él.

 

El país donde son constantes las matanzas y feminicidios, donde el narcotráfico ha hecho prácticamente lo que quiere, donde se mantiene la falta de medicinas en hospitales, se despierta todos los días con un presidente que juega a parecer chistoso y echa mano de cualquier cosa para distraer a la sociedad de los problemas que deberían atrapar su atención.

Nada detiene a “la mañanera”, como si fuera indispensable para la nación, aunque el único que la necesita es Andrés Manuel López Obrador. Desde ahí siembra la confrontación. ¿Qué sería de él y su gobierno si no hablara tanto todos los días? Ése parece su legado: hablar y hablar.

Una de las últimas: con “Uy que miedo”, una canción de Chico Che y la Crisis, Andrés Manuel López Obrador sacó otra distracción, pretendiendo que la población lo siga en su frivolidad, luego que Estados Unidos y Canadá advirtieron que México falta a lo acordado en el tratado comercial de los tres países.

En su visita a Nayarit el reciente fin de semana, López Obrador repitió lo de siempre: que estaba seguro que sus adversarios los conservadores reclamarían la contratación de médicos cubanos, los cuales iniciarían a trabajar esta semana en el país, concretamente en Nayarit. Durante el evento efectuado en el municipio de Rosamorada hubo abucheos y no precisamente de conservadores, sino de trabajadores de la salud bien mexicanos, nayaritas, que hubieran esperado que esos espacios fueran asignados a ellos.

Pero vaya que el presidente se ha ganado un lugar en la historia; pocos habrán dividido tanto al país como él y pocos habrán violentado tanto la ley, pasando por alto resoluciones judiciales, por ejemplo durante la construcción del Tren Maya.

Y eso se pega: varios de quienes desde el partido MORENA aspiran a la Presidencia de la República para el 2024 también parecen muy bravos contra el Instituto Nacional Electoral (INE), siguiendo los pasos de su líder.

Vayamos entendiendo que López Obrador no se irá dentro de dos años y meses en que concluya su mandato. Sea quien sea el próximo presidente, sobre todo si surge de MORENA, él se quedará. Es el creador de ese partido y donde él se pare habrá no pocos que se acercarán a abrazarlo. Es suya la fantasía que ha hecho creer que somos un país con más igualdad, aunque la realidad diga otra cosa.

 

 

 

 

X

Right Click

No right click