Sidebar

01
Dom, Ago
31 New Articles

Caso FIRCAES: otro robertista teme ser detenido

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Juan José Arcadio Álvarez, quien cobró cheques por cerca de dos millones de pesos, presentó amparo después aprehensión del ex gobernador.

 

Unos días después de la aprehensión del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda, el seis de junio en el estado de Nuevo León, el Juzgado Primero de Distrito de Amparo Penal en Tepic dio entrada al número de juicio 465/2021 a nombre de Juan José Arcadio Álvarez Gutiérrez.

El quejoso reclamó que instancias de la Fiscalía General del Estado (FGE) pretendían ejecutar en su contra una orden de aprehensión, presentación o arresto, por lo que fue ofrecida una suspensión provisional para frenar el acto de molestia.

Frente a ello, esta semana, una vez que las autoridades señaladas como responsables rindieron sus respectivos informes, se conoció que el juicio fue sobreseído al negarse que exista tal mandamiento de captura.

 

Sin embargo, el nombre de Álvarez Gutiérrez cobra especial importancia en cuando menos uno de los juicios que se sigue a Sandoval Castañeda: el del Fondo de Inversión y Reinversión para la Creación y Apoyo de Empresas Sociales del Estado de Nayarit (FIRCAES), y cuyo daño al erario público oscila en 83 millones de pesos.

En el asunto, el ex gobernador fue vinculado a proceso por el delito de ejercicio indebido de funciones.

El caso es que la investigación ubica a Juan José Arcadio como uno de los funcionarios que, cuando menos en el 2014, cobró a su nombre tres cheques por 800 mil pesos, 200 mil, y 860 mil pesos, respectivamente, precisamente de una cuenta de FIRCAES, sin que hubiera una explicación lógica para ello.

Las tres operaciones habrían sido efectuadas en la primera semana de junio de aquel año,  deduciéndose que eran recursos para beneficiar a candidatos del PRI en la elección del 2014 a través de tiendas PROSA.

De acuerdo con los datos recogidos, Carmen Amalia Bernal Mendoza, entonces coordinadora General y de Administración del FONAY (Fondo de Fomento Industrial del Estado de Nayarit), habría cobrado dos cheques a su nombre por un millón 600 mil pesos y 400 mil pesos, respectivamente, también en junio del 2014.

De ella se desconoce si ha tramitado algún juicio de amparo.

Álvarez fue coordinador de crédito del FONAY.

La mención de cuando menos los nombres de Álvarez y Bernal y el cobro de ese dinero sería parte de los datos vertidos en la formulación de imputación en contra del ex gobernador por el presunto mal uso de recursos públicos.

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit.