Sidebar

07
Dom, Mar
33 New Articles

“Ya no contagio”, otra frase que marca desorden con que se enfrenta pandemia

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Pero el presidente tuvo que resultar positivo para darse cuenta que podría haber contagiado a más personas.

 

“…de acuerdo a lo que plantean los médicos, ya no contagio”, ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador este lunes ocho para responder que no usará cubrebocas tras recuperarse del Covid-19.

El “ya no contagio” pareciera una contradicción en boca del presidente, puesto que tampoco usó cubrebocas desde el inicio de la pandemia.

En el presidente no hay momento para el cubrebocas: si no se lo puso antes de contagiarse, menos ahora.

El problema es que no se trata de un ciudadano común, sino de la máxima autoridad del país y seguido por millones de personas. Lo que cada día diga es escuchado, leído, creído, repetido.

Pero precisamente su “ya no contagio” confirma su irresponsabilidad en lo individual y, más grave aún, como presidente de México, no por nada calificado como uno de los peores países para enfrentar la pandemia y con un lastimoso tercer lugar mundial en muertes a causa de ello.

Y es que, resulta obvio, ¡sí! hubo horas o días en que, ya contagiado, el presidente pudo haber transmitido el virus a otras personas. Como sabemos, su esposa y varios altos funcionarios que estuvieron cerca de él en las horas previas al anuncio del 24 de enero de que dio positivo, se hicieron la respectiva prueba.

Es decir, el presidente tuvo que resultar positivo para darse cuenta que podría haber contagiado a más individuos.

Sin embargo, ni antes de aquel momento, ni ahora en que se ha recuperado, le da importancia al cubrebocas.

Se trata de una persona con influencia en millones y seguramente animará a muchos a imitarlo. Con él sabemos que superó la enfermedad, pero quién nos asegura de otros.

Su “ya no contagio” hay que recordarla como una más de las frases que marcan el desorden con que el Gobierno Federal enfrenta la pandemia.

 

Para Iván Girón Pérez, coordinador del laboratorio  de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) que practica pruebas para detectar Covid-19, las personas no pueden distraerse ni apartarse de lo esencial: el lavado de manos o el uso de gel antibacterial, guardar sana distancia y el uso de cubrebocas, aunque se haya superado la enfermedad.

Observa una necedad en las palabras del presidente, pero también advierte: López Obrador sí puede volver a contagiarse dado que han surgido nuevas variantes del virus y, en ese supuesto, transmitirlo.

Pérez Girón es químico farmacobiólogo por la UAN,

tiene maestría en Ciencias Químico Biológicas por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y es doctor en Ciencias Biomédicas Inmunología por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

De acuerdo con el especialista, no se descarta que las nuevas variantes surjan en países pobres donde es lenta la vacunación y si no se aplican medidas de distanciamiento. La transmisión del virus se vuelve más rápida de persona a persona.

Hace poco menos de un mes, Girón Pérez indicó a este reportero que de cada 10 muestras de personas estudiadas en el laboratorio de la UAN, entre seis y siete resultaban positivas, lo que se atribuía a la expansión del virus por las fiestas de fin de año y a las bajas temperaturas.

Por el contrario, en los últimos días se ha observado un descenso de los casos positivos: en promedio tres de cada 10 pruebas.

Contrario a la opinión del presidente, el nayarita sugiere la implementación de medidas que incluya el uso del cubrebocas.

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit. 

 

 

 

 

 

X

Right Click

No right click