Sidebar

20
Mar, Nov
28 Nuevos articulos

¡Cobran salario de maestra…retirada hace 24 años de la UAN!

Especial
Tipografia

* Lupita Delgado presentó denuncia penal y pidió que la Fiscalía General dé vista al rector Juan López Salazar para que se sume a la investigación. 

* Consiguió copia de un contrato bancario que desconoce y donde aparece el nombre de un niño como su beneficiario, pero no sabe quién es.  

 

En septiembre de 1991, por razones personales, la ingeniera agrónomo Martina Guadalupe Delgado Martínez dejó de laborar como maestra de la Preparatoria 2 de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), ubicada en Santiago Ixcuintla. Así concluía su trabajo docente que inició el primero de febrero de 1989, según el nombramiento firmado por el entonces rector Francisco Alberto Rivera Domínguez.

Pero transcurrieron más de 20 años para que Lupita, como es conocida la santiaguense, se enterara que su nombre no fue retirado de la nómina de la UAN…y que hay alguien que ha cobrado puntualmente los pagos quincenales, aguinaldo y otras prestaciones.

En los últimos meses, Lupita Delgado se dedicó a buscar evidencias y encontró una, irrefutable: en junio del 2009, con su nombre fue firmado un contrato de depósito con Banamex, número de folio 111558, en el cual está anotado el nombre de la Universidad Autónoma de Nayarit como “datos de la empresa”.

En el documento también aparece el nombre de un menor como su beneficiario –cuyo nombre será omitido en esta nota-, nacido el 30 de octubre del 2002, indicándose que es su “sobrino”, según se lee, pero Lupita no lo conoce.  

Más: también consiguió algunos estados de cuenta de los últimos años que prueban los depósitos efectuados a su nombre, pero de cuyo dinero otras manos han estado haciendo uso. Esos estados jamás llegan a su casa.

Por ejemplo, el estado de cuenta del siete de enero de 2013 detalla que los días 14 y 20 de diciembre del 2012 recibió pagos por 32 mil 068.98 pesos, una parte de ello aparentemente corresponde al aguinaldo.

Un año después, el estado de cuenta del siete de enero del 2014 reportó depósitos por 29 mil 719.61 pesos. 

Con esas evidencias y con su dicho de que ella dejó de trabajar en la Universidad Autónoma de Nayarit en 1991, el miércoles 28 de enero Lupita Delgado presentó una denuncia penal en la Fiscalía General del Estado (FGE) por el fraude cometido a la UAN y por el mal uso que se le ha dado a su nombre.

Delgado Martínez solicitó que la FGE dé viste al rector de la UAN Juan López Salazar para que se sume a la denuncia hasta lograr identificar a los responsables. 

Banamex también podría ser notificado en este asunto.

A la denuncia penal se le dio el número TEP/EXP/716/2015, número económico 19/2015, y recayó en una agencia del Ministerio Público que investiga delitos patrimoniales.

 “AL PRINCIPIO ME SENTÍ ROBADA”

Lupita Delgado fue estudiante de la Preparatoria 2 cuando Rafael Domínguez García era su director. Años después, de acuerdo con Lupita, durante su ingreso como maestra la directora de la preparatoria era Lilia Narváez Robles, esposa de Rafael, quien a su vez ya era secretario General de la Rectoría, con Rivera Domínguez como rector.

Recuerda que fue a Lilia Narváez a quien avisó la conclusión de su trabajo para atender situaciones personales.

Más de 20 años después, Lupita Delgado apunta a Relatos Nayarit:

“Al principio me sentí robada, utilizada, pero ya no; utilizaron mi nombre, pero no me robaron a mi, sino a la Universidad. Yo no estoy señalando a nadie, cuento mi caso para que se investigue y se pare este fraude. No sé quién reciba el beneficio, quién anotó el nombre de un niño que no conozco como si fuera mi sobrino”.

Confirmado el uso de su nombre en la transa, hubo alguien que la alertó de que bien podía tramitar su pensión en la UAN. Y responde: 

“No sería ético. No puedo ser igual a quienes hicieron esto. No quiero ser cómplice. Yo soy líder en mi trabajo –un cargo directivo en la empresa Mary Kay- y para que alguien te siga, para ser líder uno tiene que ser congruente, tener calidad moral”. 

Cuenta que en los últimos tiempos ha sufrido robos tanto en su casa como en su carro –el más reciente a mediados de enero-, por lo que, deduce, el caso de la UAN es algo que debe cerrarse.

“No le permito a nadie que me quite la tranquilidad y esto no me la va quitar. Sigo siendo feliz”. 

A la denuncia de Lupita Delgado, por la que seguramente se dará vista al rector López Salazar, podría sumarse Banamex puesto que ante cualquier trámite bancario se debió presentar identificación de la ahora quejosa. Es decir, podrían brotar más delitos.

Por lo pronto, su caso se presenta en momentos en que la UAN vive una etapa de reclamos para una mayor transparencia y el mejor uso de sus recursos.

(Lupita Delgado. Foto: Oscar Verdín/relatosnayarit)

* NO se autoriza la transcripción o copia de las notas de Relatos Nayarit a otros medios de comunicación. NO a copiar y pegar. NO al robo de notas. 

 

X

Right Click

No right click