Sidebar

20
Mar, Nov
28 Nuevos articulos

Cayendo la oscuridad sobre nosotros, y esa luz en el cielo que nos guió a La Guásima

Noticias
Tipografia

* En Trapichillo, empleados de Protección Civil entregan el documento que prueba el traslado de víveres y así evitar, de regreso a Tepic, el pago de las casetas.

 

A eso de las 5:35 de la tarde de este jueves, cayendo  la oscuridad sobre la carretera y de nosotros, al fondo, en lo alto, continuó unos minutos más la última luz en el cielo, como si nos guiara hacia el norte de Nayarit con un destino: La Guásima, municipio de Acaponeta.

Mi hijo Oscar Omar manejando una camioneta, nos sumamos a las jóvenes Koreima Ortiz, abogada originaria de La Guásima, y de su amiga Evelin Bañuelos, para trasladar diversos productos que a partir de este viernes serán entregados en poblaciones como Llano de la Cruz, Sayulilla y Piedra Ancha, afectados por el huracán Willa.

Guilson (así, con G) Bañuelos, papá de Evelin, condujo un segundo vehículo cerrado, e igualmente repleto de ropa, sardinas, atún, aceite, agua embotellada, papel de baño, toallas femeninas, cepillos de dientes, pasta, vendas, croquetas, jabón, entre otros.

En los últimos días, Koreima y Evelin motivaron a amistades y conocidos en Tepic para recibir donaciones, con la seguridad de que llegaran a familias necesitadas. 

Por su parte, un llamado de Oscar Omar por Facebook animó a otras personas: familiares, amigos, para ofrecer variados productos, en buena cantidad puesto que serán necesarios más traslados en los próximos días.

Hay que añadir que en la caseta de Trapichillo, empleados de Protección Civil hacen entrega de un documento para acreditar el traslado de víveres a la zona norte, mismo que debe ser firmado por la autoridad local donde se recibe el beneficio, en este caso el juez de La Guásima, para evitar el pago de las casetas de regreso a Tepic.

A eso de las siete de la noche, Koreima tuvo un gesto inigualable: no dejaríamos La Guásima sin probar las gorditas estilo Acaponeta con la señora Suleica. Le aseguramos que un día regresaremos para volver a cenar ahí.

Y retornamos a Tepic bajo un cielo estrellado.

 (La aportación de muchos. Foto: Oscar Omar Verdín)

X

Right Click

No right click