Sidebar

24
Sáb, Jun
34 Nuevos articulos

“¡Ponte el casco, hijo!”: expresión de policía como padre de familia

Noticias
Tipografia

* “Usar el cinturón, el casco, no hablar por celular, son cosas sencillas que deben ponerse en práctica”, para disminuir accidentes, explican policías viales de Tepic.

 

José Margarito Toledo Rivera es un agente de la Policía Vial del Ayuntamiento de Tepic que este jueves trabajó en la esquina de las calles Veracruz y Morelos. 

Son las 11:30 de la mañana. Es visible su tarea principal: agilizar el tráfico de vehículos en una u otra calle, pero sobre todo dar seguridad a los peatones que cruzan en las esquinas.

La reciente puesta en marcha de nuevas disposiciones en el Reglamento de Tránsito y Movilidad, o son desconocidas por muchas personas o de plano no les importa acatarlas. 

Las expresiones de Toledo Rivera parecen las de un padre de familia:

“¡Ponte el casco,  hijo!”, exclama al joven conductor de una motocicleta que circula por ahí y lleva casco, sí, pero en un manubrio. Y el muchacho acata la indicación.

“¡Cierra la puerta, hijo!”, repite a uno y a otro conductor de camiones de servicio público.

De acuerdo con el agente, la indicación de sus superiores es la de concientizar a conductores y peatones para que adopten medidas de seguridad simples pero que disminuirán los accidentes. 

Sin embargo, dice, con frecuencia la respuesta de los ciudadanos es de enojo. “Hay quienes reclaman que lo único que queremos es infraccionarlos; no aceptan que es peligroso que manejen llevando un niño entre las piernas porque es el primero que va resultar herido si hay un choque, o que vayan hablando por celular. Habrá veces que deberemos ser más drásticos: la infracción para que se ponga atención a la seguridad”.

A unos 100 metros de distancia, en la parada de camiones de calle Veracruz, entre Hidalgo y Zapata, el agente Facundo Valeriano Cruz Martínez llega a utilizar el silbato decenas de veces por minuto. 

Y es que ahí, explica, es uno de los lugares de mayor peligro para peatones, por el gran número que arriba y la cantidad de minibuses y combis de servicio público.

“Hay que utilizar el criterio, tampoco ser tan duros, esto es poco a poco”, opina sobre las reglas principales del reglamento que deben atender los conductores, aunque con los operadores de unidades de servicio público no debe haber pretexto, dice, porque ellos han sido enterados.

Añade que la disposición cita, entre otros aspectos, que en una motocicleta viajen un máximo de dos personas y con casco, cuando en la realidad hay parejas que llevan uno, dos o hasta tres niños con ellos.

“Con todo esto se busca disminuir accidentes, no otra cosa, que se aprenda a tener más cuidado al manejar o al cruzar una calle. Usar el cinturón, el casco, no hablar por celular, son cosas sencillas que deben ponerse en práctica”.

Y el agente Facundo Valeriano refiere una frase popular: “si se dice que el que viaja en moto debe llevar atrás su caja, hay que imaginar el peligro si no llevan casco; por favor, deben ponérselo por seguridad”. 

(Los agentes Toledo y Cruz. Fotos: Oscar Verdín/relatosnayarit)

X

Right Click

No right click