Sidebar

30
Vie, Sep
34 New Articles

Alejandra, imputada por tráfico de menor, fue descubierta desde Estados Unidos

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Como nunca antes, las redes que divulgaron fotos y videos de la responsable tuvieron un uso determinante en apoyo de las autoridades.

* (Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza)

 

A Alejandra Isabel “N” no se le nota cohibida al ingresar a la sala de audiencias del Centro de Justicia para Niñas, Niños y Adolescentes en Tepic, escoltada por dos policías estatales procesales.

Aunque lleva puesto un cubrebocas, igual que todos los asistentes, no se le ve impactada por el nuevo escenario, sino al contrario: pareciera una persona capaz de generar rapidez para adaptarse a las circunstancias. Mueve los ojos para encontrar a quienes la están mirando.

Tampoco puede decirse que parezca feliz. No, no, no. Pero vale insistir que hay algo en ella, un carácter que, ahora se sabe, no siempre es usado para los mejores propósitos.

Este lunes, la mujer de 33 años, de complexión gruesa, fue presentada ante una jueza de Control para escuchar la imputación de una agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) por su probable responsabilidad en el delito de tráfico de menores, a propósito de lo ocurrido el jueves 21, cuando a base de engaños se quedó con un recién nacido que fue recuperado horas después, sano y salvo en el poblado Navarrete, municipio de San Blas.

En el cabello negro, hecho un molote en la parte superior de la cabeza, se observan partes amarillas.

De lo narrado por la agencia ministerial, conviene resaltar la importancia que tuvieron las redes sociales a partir de que la Fiscalía reveló el robo del menor: la fotografía del pequeño y las fotos y videos de la involucrada.

Si miles de personas compartieron el material en Facebook, Twitter y otros espacios, pronto debió ser visto por millones en México y más allá de las fronteras. Así, la noche del mismo jueves una nayarita que radica en el estado de Arizona, Estados Unidos, se comunicó con una de sus hermanas, en Navarrete, para decirle que acababa de ver un video de una mujer de gran parecido a Alejandra, involucrada en el robo de un recién nacido.

Lo singular es que Alejandra estaba ahí en su casa en Navarrete y vino a confirmar sus sospechas de que el niño no era su hijo, aunque ella repetía que sí.

Crucial en el rescate del pequeño, esta mujer –cuya identidad será omitida-, explicó a las autoridades que hacia días que Alejandra y su esposo, que es su familiar, se quedaron en Navarrete porque ella aseguraba que pronto daría a luz, algo que la ahora testigo dudaba. Aunque Alejandra tiene sobrepeso, no parecía embarazada.

Podría engañar con esa historia a su marido, pero no a ella. Además, resultaba extraño que nunca dejara que su pareja la acompañara al interior del Hospital Civil, asegurando que no lo dejarían entrar. Es decir, su plan para quedarse con un recién nacido estaba en marcha.

Ahora hay que narrar que el viernes 15 por la tarde, lo que parecía una revisión de rutina por el embarazo de una adolescente de 14 años, se convirtió en una cesárea de emergencia. El niño nació en los primeros minutos del sábado 16 y, precisamente por la noche, Alejandra tuvo contacto con la menor, colándose hasta su lugar de recuperación, indicando que ella gestionaba apoyos para madres solteras de parte “del doctor Navarro”, según se explicó en la audiencia, sin que se precisara otra referencia al gobernador del estado, aunque resulta obvio que la mujer quería ganarse la confianza de su víctima, de quien obtuvo su domicilio.

Para el jueves 21 Alejandra se presentó en casa de la adolescente, cuya mamá también conocía, y se ofreció para que en ese momento fueran a recibir los primeros beneficios: pañales, toallitas húmedas y mil 600 pesos, según dijo. Debían traerse al niño y el certificado de nacimiento, cartilla de vacunación y el acta de nacimiento de la propia menor.

Alejandra siguió insistiendo en su invento de que serían apoyos “del doctor Navarro.” 

La adolescente quedó a merced, porque no fue acompañada por un familiar. Antes de que ingresaran al DIF estatal por el bulevar Colosio, la ahora imputada le comentó que por tratarse de una madre adolescente necesitaría un familiar adulto en los trámites, por lo que la mandó de regreso para traer a su mamá. Alejandra se quedó con el niño. Y desapareció.

Rato después inició la búsqueda.

Por la tarde del jueves, más o menos a la hora en que la Fiscalía lanzó la Alerta Amber para que la sociedad se sumara a la localización del niño, la  testigo que vive en Navarrete encontró a Alejandra en el pueblo, cargando al niño, en dirección a su casa. Le dijo que se había aliviado a las 11 de la mañana. La situación le parecía más extraña. El bebé estaba limpio y ella no tenía las características de agotamiento de quien recién ha dado a luz.

De acuerdo con el relato ante la representación ministerial, tras el aviso de su hermana sobre el video en redes sociales, confrontó a Alejandra y le pidió a un familiar que diera aviso a las autoridades. Ella logró quedarse con el niño, mientras Alejandra salía de la casa. Agentes de policía llegaron minutos después y se logró la detención.

Tanto la adolescente como su mamá identificaron a Alejandra como la mujer involucrada en esta historia, en diligencias de colocar a cuatro mujeres con un número y señalar el número correspondiente.

Un estudio de genética arrojó la seguridad de que el niño es hijo de la menor en un 99.999 por ciento. El padre de la criatura también es menor.

La imputación de la agente del Ministerio Público insistió en la actitud dolosa de la mujer.

Alejandra, que fue acompañada por un defensor público, se reservó el derecho de rendir declaración.

Escuchó la narración ministerial en absoluto silencio, sin mayor gesto, a veces descansando la cara en la mano derecha.

A pedido suyo y previa consulta con su defensor, la audiencia de vinculación a proceso será en próxima fecha.

Por el tipo de delito, se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva de oficio, por lo que permanecerá recluida en el Módulo Femenil de Reinserción Social La Esperanza, anexo al Juzgado en la colonia Versalles.

Durante la audiencia, la jueza de Control pidió que el nombre completo de la joven mamá no fuera revelado por tratarse de una menor. Y explicó a Alejandra que será tratada como inocente mientras no sea declarada culpable.

Un asesor de víctimas y una representante de la

Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes también asistieron a la audiencia, que transcurrió durante unos 45 minutos. Tras la conclusión por parte de la jueza, un asistente de sala añadió la finalización de la grabación del audio y video.

En el caso del tráfico del menor se ejecutó una orden de aprehensión en contra de Alejandra, quien el domingo 24 fue presentada con otro juez y se le vinculó a proceso por el probable delito de cohecho. Es en esa causa penal donde se ventilarían detalles de la detención, la noche del sábado en Navarrete.

Como puede advertirse, esta vez las redes sociales tuvieron un uso determinante en apoyo del trabajo de las autoridades.

 

 

X

Right Click

No right click