Sidebar

25
Sáb, Sep
32 New Articles

Se prevé disputa legal sin tregua por feminicidio de maestra

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Tras vinculación a proceso de imputado, inician seis meses de investigación complementaria para la Fiscalía General y la defensa particular.

 

A partir del domingo cinco en que un juez de Control dictó auto de vinculación a proceso en contra de Julio César “N” “N”, por su probable responsabilidad en el feminicidio de la maestra Eréndira Mireya, inicia el plazo de seis meses de investigación complementaria para la Fiscalía General del Estado (FGE) y, también, la defensa particular.

Se prevé una disputa legal sin tregua: la Fiscalía acumulando pruebas para robustecer la imputación contra Julio César, mientras que la defensa intentará echar todo por tierra.

Tras la vinculación, ambas partes podrán inconformarse según sus intereses y presentar recursos para combatir el fallo. Por ejemplo, la defensa habría reclamado dictámenes de peritos que participaron en órdenes de cateo previamente autorizadas por un juez, mientras que la representación del Ministerio Público insistiría en la validez de los mismos.

En razón de lo anterior, la vinculación no incluiría el dictamen de uno de los peritos cuestionados.

La FGE sostiene que la maestra, durante el tiempo de relación sentimental que tuvo con el sujeto sufrió violencia de género, violencia psicológica, burlas, o hasta le manifestaba que se entendía con otras mujeres, por lo que Eréndira vivió un ciclo que le impidió denunciar los hechos. Para conocer esta parte, han sido importantes las declaraciones de los hijos de la víctima, que no vivían con ella y a quienes manifestaba su situación.

Como es del conocimiento público, Eréndira fue objeto de una golpiza en su casa del fraccionamiento Villas del Roble en Tepic. Su deceso fue por asfixia debido a un cuerpo extraño que se le introdujo en la boca.

En el domicilio se encontraron evidencias de lucha y forcejeo. La maestra intentó salvar su vida, produjo diversas lesiones a su agresor y, aunque mínimas, la investigación complementaria podría probarlo científicamente, mediante pruebas practicadas en uñas de la víctima.

Mientras por una parte se repite que la salvaje agresión se enmarca en el delito de feminicidio, la defensa de Julio César pretendería hacer parecer el caso como una pelea entre iguales y que, por lo tanto, el delito debería reclasificarse.

Otra de las pruebas hasta ahora conocidas es que una camioneta presumiblemente conducida por Julio César fue captada por una cámara de video cerca de la casa de Eréndira, el día de su muerte el viernes 27 de agosto, aunque su cuerpo fue localizado la mañana siguiente. El vehículo quedó grabado a las 12:14 del mediodía y volvió a aparecer, en retirada, a las 14:19 horas.

Aquí cabe insistir que se trata de datos obtenidos en los primeros días tras conocerse el crimen; de hecho, serían principalmente del sábado 28 al martes 31, por lo que la investigación complementaria seguramente arrojará otras evidencias.

Como ya se explicó en este espacio en una nota anterior, se buscaría precisar el uso que tuvieron los celulares de Eréndira y Julio César y si cruzaron mensajes o llamadas antes del mediodía del viernes 27. Incluso, a través del servicio para celular podría establecerse si la antena para Villas del Roble dio señal al celular del imputado y el recorrido posterior que este tuvo. Extraoficialmente se ha indicado que después de la muerte de la maestra, Julio César habría estado en varios municipios fuera de Tepic.

Hasta ahora la defensa trataría de centrar su estrategia en descalificar las pruebas, no en presentar a Julio César como inocente de los cargos.

Puesto que se trata de un delito que obliga a la medida cautelar de prisión preventiva de oficio, Julio César estará recluido en la penal de Tepic mientras transcurre el asunto.

Hacia el futuro, con el cúmulo de datos que surgirán de la investigación complementaria, el imputado y su defensa podrían decidir entre apostar por un juicio oral y alegar inocencia, o aceptar un procedimiento abreviado para disminuir la pena, aunque en este caso tendría que reconocerse que cometió el delito.

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit. 

 

 

 

 

X

Right Click

No right click