Sidebar

06
Jue, May
29 New Articles

Doctores en la mira: dan justificantes a personas con poder político y económico

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Probablemente el profesional médico no advierta que comete delito cuando extiende un justificante sin haber motivo de salud.

 

Personal médico que extiende constancias para justificar la ausencia de individuos en audiencias judiciales podría estar incurriendo en delito, según se advierte de lo marcado en el Código Penal del Estado.

El artículo 279 precisa:

“Se sancionará con uno a cinco años de prisión y multa de veinte a cien días:

“(…) IV. Al médico o cirujano que certifique falsamente que una persona tiene una enfermedad u otro impedimento para dispensarla de prestar un servicio que exige la Ley o cumplir una obligación que esta impone, o para adquirir algún derecho.”

El tema ha cobrado mayor relevancia en los últimos tiempos dado que, en asuntos relacionados con personajes públicos o de solvencia económica, ha coincidido la presentación de justificantes médicos, lo que alarga los trámites.

Si bien habría casos en que, efectivamente, un individuo que haya sido citado pueda estar enfermo, se ha advertido que hay evidencias de que doctores llegan a formar parte de esta cultura de la simulación.

Por ejemplo, en el 2019 el ex presidente municipal de San Blas Hilario Ramírez Villanueva “Layín” hizo llegar a un juez de oralidad en Tepic justificantes médicos, siempre días antes de audiencias programadas en un juicio que se le sigue y por el que se le giró orden de aprehensión.

Incluso, a solicitud de un juez, se procedió a entrevistar a un oftalmólogo en el estado de Jalisco, el cual reconoció haber atendido a Ramírez, pero reconoció que ello no le impedía presentarse a audiencia judicial.

 

Otro asunto que siguió la misma tónica fue el del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda.

Requerido en noviembre del 2020 por un juez de San Blas, unos días antes de la fecha marcada se resintió de un problema en los ojos, con ardor, y supuestamente acudió con un oftalmólogo en Guadalajara, diverso al de Layín.

Por supuesto el diagnóstico fue de conjuntivitis infecciosa, debiendo guardar reposo varias semanas y evitar el contacto con otras personas.

Así, evitó cumplir con el citatorio judicial.

 

De acuerdo con datos recogidos, probablemente el profesional médico no advierta que comete un delito cuando extiende un justificante sin haber motivo de salud.

Se conoce que hay un caso, también de alto impacto, que está siendo investigado por la Fiscalía General del Estado (FGE), en razón de varias constancias médicas que fueron expedidas para evitar que una persona atendiera citatorio de una autoridad.

Fuentes consultadas citaron que estos justificantes se anexan generalmente en individuos con poder político o económico.

Incluso, hay quienes, con capacidad monetaria para ser atendidos en hospitales privados fuera del estado o del país, han exhibido justificantes de instituciones públicas de salud, como el Seguro Social.

Si el tema que está en trámite de la Fiscalía llega a juicio, sentaría un precedente como una advertencia para médicos que se prestan a esta práctica de simulación.

* Se pide a medios de comunicación  NO plagiar las notas de Relatos Nayarit. 

 

X

Right Click

No right click