Sidebar

13
Mar, Abr
30 New Articles

Condenan a 12 años a pareja de mujeres por violencia extrema a niño

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* El caso Sugey y Beatriz coincide con el patrón de conducta de lo ocurrido en San Pedro Lagunillas: el sometimiento de la mamá del menor frente a la pareja que agrede.

 

Una pareja de mujeres que en 2019 fueron detenidas en Tepic por los delitos de violencia familiar y lesiones calificadas en agravio de un niño de cinco años, hijo de una de ellas, se declararon culpables y fueron condenadas a 12 años de prisión, se conoció extraoficialmente.

La audiencia de procedimiento abreviado se efectuó dentro de la causa penal 1050/2019.

De igual forma, Sugey “N” “N” y Beatriz “N” “N” pagarán una multa equivalente a 500 unidades de medida y actualización, así como 34 mil 480 pesos por concepto de reparación del daño.

Ambas están en prisión desde inicios de junio de hace dos años, cuando el niño, en situación grave, con desnutrición, fue internado en un hospital y a partir de entonces se conocieron los hechos de violencia que padecía a manos de Beatriz, sin que Sugey interviniera para evitarlo.

Quemaduras de las manos en parrillas de la estufa, quemaduras con cigarros, cintarazos, patadas,  rodillazos, o calentar una espátula y quemarle la boca, eran diversos actos que el menor padeció.

 

En el procedimiento abreviado la parte imputada acepta que cometió el delito a cambio de una reducción de la pena.

La sentencia a Sujey y Beatriz cobra relevancia por la cantidad de hechos de extrema violencia a niños en los años recientes en Nayarit, varios de los cuales han llegado a la muerte.

Tan sólo en estos días un niño de cuatro años se encuentra grave, a raíz de que su padrastro José Manuel “N” “N” lo golpeó muchas veces, sin que la mamá del menor Mayra Griselda “N” “N” actuara en su defensa, en San Pedro Lagunillas.

Lo anterior es una característica que también presentó Sugey.

De acuerdo con los datos que en su momento fueron revelados, Sugey sabía la tortura a que su pareja Beatriz sometía a su hijo y no la denunció, sino que, por el contrario, intentó ocultar el hecho, apartando al niño de la escuela o que lo vieran familiares de ella. Hoy se sabe que afortunadamente el menor está bien de salud, bajo cuidado de familiares cercanos.

En ambos casos la situación se volvió insostenible porque los niños necesitaron ser llevados a hospitales.

 

De acuerdo con especialistas que dan seguimiento a estos casos, las mamás de los niños caen en un sometimiento impensable frente a sus parejas, que a su vez descargan su odio en los niños.

Alguna campaña tendría que hacerse, masiva, y no sólo en redes sociales sino en las colonias y pueblos, sobre la problemática de violencia familiar que ha llegado más repetidamente a situaciones extremas.

Algo sucede emocionalmente, de total sometimiento, con una mamá que tolera la violencia extrema a su hijo.

Pero también habría que añadir a los demás familiares y vecinos para que denuncien estos hechos.

Se cree que las drogas relativamente nuevas, como el cristal, tienen influencia en una mayor violencia familiar.

* Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza. 

 

 

 

 

 

 

 

X

Right Click

No right click