Sidebar

22
Mié, May
27 Nuevos articulos

Revela ex director de PEP: ex gobernador ordenaba armar personas por compromisos políticos

Noticias
Tipografia

* En declaración judicial, José Guillermo Castillo Miss, ex mando de la Policía Estatal Preventiva, confirmó el “procedimiento viciado” en altas de los agentes.

 

Un individuo que en el gobierno de Roberto Sandoval Castañeda recibió un arma de fuego, cargadores y cartuchos, y que habría fungido como escolta, amparado en la Policía Estatal Preventiva (PEP), ha motivado una investigación que muestra el desorden de cómo fueron dados de alta cientos de elementos.

De hecho, el ex director de la PEP, el teniente retirado José Guillermo Castillo Miss ha sido vinculado a proceso por el probable delito de falsificación de documentos, dentro de la causa penal 523/2019, ilícito del que afirma ser ajeno.

El ex mando de policía de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) emitió una declaración judicial, explicando el “procedimiento viciado” que se tuvo, y de que el entonces titular de la Secretaría, el general retirado Jorge Alonso Campos Huerta “nunca estaba”, más dedicado a atender compromisos políticos. Quien daba las órdenes era el fiscal General de Justicia, en referencia a Édgar Veytia.

Castillo Miss recordó que numerosos policías fueron armados y patrullaban las calles, sin embargo eran dados de alta de manera oficial unos tres meses después, lo que “no se me hacía normal”, pero la razón de ello era evitar, de entrada, el examen de control y confianza.

Aceptando que se trataba de un “procedimiento viciado”, agregó que, ya identificados como agentes, si reprobaban el examen de control y confianza “no tan fácil los iban a correr”.

Durante su amplia declaración, emitida de manera voluntaria, el ex director de la Policía Estatal Preventiva negó que hubiera falsificado algún documento o actuara con dolo.

“Oye Miss, hay que armar a esta persona porque va andar con tal persona”, eran órdenes que recibía, “por situaciones políticas (…), que dijo el gobernador que lo armaran”, ejemplificó.

Se trataba de individuos que supuestamente fungían como escoltas.

Si bien la anomalía disminuyó tras la detención de Veytia en Estados Unidos, en otra ocasión se le dijo, a través de Carlos Rodríguez “Willy”, que “era orden del gobernador, hay que armarlos.”

La investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) es a partir de una pistola calibre nueve milímetros, tres cargadores y decenas de cartuchos que en su momento fueron entregados a un “agente empresarial” de la PEP, pero que en realidad no fue dado de alta, ni de baja, desconociéndose hasta el momento el destino que tuvo el arma.

* Se pide a otros medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit.

 

X

Right Click

No right click