Sidebar

18
Mié, Sep
30 Nuevos articulos

El gran gesto de Jesús Walther: morir y dar vida a otros con donación múltiple de órganos

Noticias
Tipografia

* “Todo lo que sea útil para donar”, respondió su  papá, apoyado por más familiares, cumpliendo uno de los deseos de su hijo: ser donador de órganos.

 

La memoria de Jesús Walther Castellón González, o el gesto de su papá, su mamá, su hermana y demás familiares, merecen más que una nota.  

De 34 años, confirmada la muerte cerebral, el jueves siete Jesús Walther donó el hígado, dos riñones, dos córneas, así como tejido y músculo esquelético –huesos, tendones-, con lo que se beneficia directamente a decenas de personas.

Un video en que personal del Hospital Civil de Tepic aplaude cuando Castellón González es conducido al quirófano, es especialmente emotivo: ahí una vida que termina, pero que al mismo tiempo prolonga la existencia de otras gentes que nunca conoció. Debe ser, como lo dicen muchos, uno de los mayores gestos de amor a un semejante.

Jesús Walther nació en Compostela pero era vecino de Puerto Vallarta, Jalisco; el domingo tres de marzo se resintió mientras comía. Le subió la presión y tuvo ruptura de un vaso sanguíneo en la cabeza. En las siguientes horas fue atendido en el puerto y, grave, inconsciente, por la mañana del lunes cuatro se le trasladó al Hospital Civil de esta ciudad, donde fue operado.

Coordinador de donación de órganos del citado nosocomio, el doctor Édgar Moisés Rivera Tejeda explica a Relatos Nayarit que el miércoles seis se tuvo la certeza de muerte cerebral del paciente, por lo que inició el proceso de acercamiento con la familia para la posible donación. Se trata, dice, de una explicación detallada para que no quede ninguna duda sobre el tema.

Dado que Jesús Walther era soltero, la entrevista se realizó con su papá, su mamá y una hermana, que desde el primer momento tuvieron disposición, otorgando su consentimiento.

Rivera Tejeda apunta un dato que resultó importante: la familia mencionó que Jesús Walther anteriormente llegó a expresar su deseo de ser donador. El doctor reflexiona que ello ayuda mucho si llega a presentarse muerte cerebral, como ocurrió, puesto que la familia supera cualquier sentimiento de culpa, dado que cumple la voluntad de su ser querido.

Otro gesto se produjo cuando les explicó los órganos que podrían ser donados y de que estaban en derecho de decidir si alguno de ellos no fuera incluido: “todo lo que sea útil para donar”, respondió el papá, respaldado por su familia.

De acuerdo con la narración del médico, se dio aviso al Centro Nacional de Transplantes (CENATRA), con lo que inició un amplio dispositivo para la ubicación de los enfermos que serían receptores. Y es que no se trata sólo de encontrarlos, sino de que en ese momento no tengan alguna complicación adicional –fiebre, por ejemplo-.

Fue así que inicialmente se consideró que el hígado sería llevado a Culiacán, pero más tarde se declinó porque el paciente no estaba listo. 

Al final, el hígado fue trasladado al Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, los riñones y las córneas al Centro Médico de Occidente del Seguro Social en Guadalajara, y el tejido y músculo igualmente a un banco de la capital de Jalisco.

Según la narración del médico Rivera Tejeda, la operación para procurar los órganos inició a la 1:30 del mediodía del jueves, luego de que los equipos de médicos llegaron a Tepic y revisaron el expediente.

El personal del ISSSTE viajó en un taxi aéreo y fue recogido en el aeropuerto por una ambulancia del Hospital Civil. Precisamente el hígado fue el primer órgano procurado. De regreso al aeropuerto Amado Nervo, el avión con el hígado se dirigió a Toluca, para luego, en helicóptero, llegar al hospital, donde ya esperaba en quirófano el receptor. 

Todo tiene que hacerse con sumo cuidado pero también con la mayor rapidez, para evitar que un órgano pueda perderse.

El equipo que procuró los riñones fue el segundo en ingresar al quirófano, después el de córneas, y finalmente el de tejido y músculo. La operación concluyó alrededor de las 10 de la noche.

Rivera Tejeda insiste en la importancia de que Jesús Walther haya expresado su deseo de ser donador de órganos y de que ello haya sido acatado por su familia, que incluso ha compartido por redes sociales información periodística del caso.

Agrega que a ellos, como institución de salud, sorprendió el video tomado cuando el paciente era llevado al quirófano y en ese momento no emitieron opinión, puesto que la donación aún no se concretaba.

No es frecuente una donación múltiple como la de Jesús Walther, que fue sepultado en Compostela.

Historias como la suya, el gesto de su familia, pero además la necesidad de tantas personas que esperan la donación de un órgano, deberían motivar una mayor inyección de recursos para que, por ejemplo, el Hospital Civil no sólo procure, sino que también transplante.

Ojalá el caso de Jesús Walther ayude a ello.

(Jesús Walther en una foto en Facebook) 

 

X

Right Click

No right click