Sidebar

16
Sáb, Dic
32 Nuevos articulos

Brutal corrupción en tiempos de Ney: un expediente documenta todo

Especial
Tipografia

* Así contó un testigo: “…hice los depósitos a favor de esos proveedores, en esos momentos no contaba con ningún documento, eso es, no tenía los contratos, las facturas, ni recibidas las mercancías o lo que se había comprado, no obstante así hice las transferencias bancarias”…

 

El expediente penal 495/2013 documenta tan sólo un grano de la corrupción en el gobierno de Ney González Sánchez, pero la administración de su sucesor Roberto Sandoval Castañeda, evidentemente decidió frenar la investigación por el presunto desvío de ocho millones 382 mil 631.54 pesos que alcanzaría no sólo a Ney, sino también a Florencio Román Messina, quien fuera secretario de Administración y Finanzas en la parte final de ese sexenio. 

A mediados de noviembre del 2015, este reportero reveló por primera vez una declaración judicial de José Manuel Encarnación Delgadillo, alias “Chon”, ex director de Administración de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y quien fue aprehendido a principios de julio del 2013 por su presunta participación en un delito de peculado.

Así apuntó:

“En referencia al expediente por el cual estoy aquí, ratifico que sí hubo un desvío de recursos e igualmente no se recibieron los materiales puesto que en su momento recibí una orden, es decir, me ordenó en persona el ingeniero Florencio Román Messina, me ordenó tajantemente que había que hacer unos movimientos de unas compras de las cuales ya tenía conocimiento la tesorera Alma Lorena Orozco, tesorera del estado, ya que ella haría la transferencia de los recursos estatales a las cuentas del FOSPEN y el director de adquisiciones de Gobierno del Estado, quien también tenía conocimiento de realizar las compras ficticias, las cuales consistían en hacer el proceso de licitación, y una vez dado el fallo, transferir el dinero a las empresas y ellos, o sea las empresas, lo regresarían en efectivo”, precisa el documento. 

José Manuel Encarnación añadió que se le encargó conseguir a proveedores a modo y a ello se prestaron “empresas de los israelitas que daban seguridad al entonces gobernador Ney González”.  

En el caso, el modo de corrupción consistió en aparentar documentalmente cuatro distintos gastos: la compra de reactivos para exámenes toxicológicos y pruebas para detección de semen que utilizaría la dirección de Servicios Periciales; cursos y diplomados para policías; uniformes para personal de seguridad; así como un software de seguridad en redes de información. Todo ello por los más de ocho millones de pesos citados. 

Y si bien se trataría de una suma menor respecto al universo de corrupción en el gobierno de González Sánchez y cercanos colaboradores, existe otra gravedad: el encubrimiento oficial que le da la administración de Roberto Sandoval en una época en que otros ex gobernadores son buscados para que rindan cuentas ante la justicia por millonarios desvíos de recursos públicos, como los casos de Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz; y Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora.

En el expediente hay evidencia de que no fue difícil para la Fiscalía General del Estado (FGE) acreditar que los cuatro rubros citados y que generaron el pago de más de ocho millones, en realidad no existieron. No hubo compra. 

¡Fue un descarado robo al estado!.

De esa forma, no resulta casualidad que el contrato con la empresa CRIME LAB S.A DE C.V., que proporcionaría los reactivos de laboratorio, está fechado el dos de agosto del 2011, es decir, mes y medio antes de la conclusión del gobierno anterior, sin embargo, la trama de corrupción deja dudas sobre la autenticidad de diversos documentos o si fueron “sembrados” posteriormente a la fecha marcada.

O que el contrato con COMERCIALIZADORA NUEVO LUSTRO S.A. DE C.V., que vendería playeras para policías, chamarras, impermeables, botas, tiene fecha de 12 de septiembre del 2011, una semana antes de que González Sánchez dejara el cargo.

Y en lo tocante al software, el contrato se firmó el 14 de septiembre del 2011 con EQUIPAMIENTOS INTEGRALES DKDA S.A. DE C.V.

También, la misma fecha tiene el contrato firmado con SERVICIOS Y DESARROLLOS EN ARMONÍA S.A. DE C.V. que supuestamente proporcionaría un “diplomado en técnicas de investigación criminal y diplomado de prácticas forenses para la integración de la investigación ministerial”…

“¿ESTO QUÉ?”… 

De acuerdo con diversas partes del expediente judicial consultadas por Relatos Nayarit, la investigación de la Fiscalía General arrojó resultados que apuntaron a altos funcionarios. En enero del 2013 obtuvo declaraciones ministeriales de diversos empleados que probaban las acciones de corrupción de mandos.

Karina González Beltrán, adscrita a la Comisión de Administración del Fondo de Seguridad Pública en el Estado de Nayarit (FOSPEN), explicó sus funciones: 

“…elaborar pedidos, requisiciones, registros de pagos, cartas de instrucción de pago, lo que está comprometido para compras”, entre otras.

Cuestionada por un agente ministerial respecto a las facturas de los cuatro casos referidos, manifestó que las desconocía y que supo de ellas cuando José Manuel Encarnación Delgadillo ya no laboraba en el gobierno: 

“…porque empezamos a encontrarlas y nos preguntamos de qué contratos eran, porque solamente están las facturas y los contratos no, estas facturas estaban en el escritorio del contador Víctor Hugo Delgado Guzmán. Le pregunté al contador Víctor Hugo Delgado Guzmán: ‘¿esto qué?, refiriéndome a esas facturas. Me contestó: ‘ya vez’”…

Por su parte, Érika Hernández Cortez, del área de Auditoría Interna del Sistema Estatal de Seguridad Pública, manifestó que los cuatro casos estaban en adjudicación directa y que ello es posible cuando es aprobado por el Comité de Adquisiciones del Gobierno del Estado.

Precisó que al cuestionar al contador Víctor Hugo y acceder a copias de las facturas, “sí me di cuenta de que la(s) factura(s) no traía(n) ningún sello de recibido aun cuando deben de traerlo porque ya se habían pagado; por lo que enseguida me entrevisté con el contador Rubén –Rodríguez- Olague, quien es el encargado del almacén del FOSPEN, preguntándole si habían ingresado esas mercancías que compraron, por lo que el propio contador Rubén –Rodríguez- Olague me informó que esa mercancía no había ingresado al almacén, es más, el propio contador Rubén –Rodríguez- Olague me dio también fotocopias de las facturas, también sin ningún sello de recibido, es él quien debe estampar un sello de recibido en la factura original una vez recibida la mercancía”…

El citado Víctor Hugo Delgado Guzmán conoció personalmente cómo se produjo la maquinaria de corrupción y así lo contó ante un agente del Ministerio Público:

“…sí es cierto lo que dice el contador Rubén Rodríguez Olague, ya que el propio contador José Manuel Encarnación Delgadillo me hizo entrega de cuatro facturas originales, para que se las entregara al contador Rubén Rodríguez Olague y le pusiera el sello de recibido, le contesté que mejor se las entregara él para que le diera la indicación, me contestó el contador José Manuel Encarnación Delgadillo que se las llevara, por lo que así lo hice, fui con el contador Rubén Rodríguez Olague, le dije: 

‘mira, te manda el contador José Manuel Encarnación Delgadillo para que se las firmes’, contestándome el contador Rubén Rodríguez Olague que no iba a firmar de recibido las facturas”…

Más adelante, Delgado Guzmán precisó las indicaciones que acató en la trama ilícita:

“…a mí me tocó hacer y firmar la ficha única de operación, esto es, que hice los depósitos a favor de esos proveedores, en esos momentos no contaba con ningún documento, eso es, no tenía los contratos, las facturas, ni recibidas las mercancías o lo que se había comprado, no obstante así hice las transferencias bancarias porque así me lo indicó el contador José Manuel Encarnación Delgadillo, cuando lo correcto es que se debe tener los contratos y las facturas con los sellos de recibido de la compra y solamente así se hacen las transferencias para hacer los pagos”…

Cuestionado sobre si Encarnación Delgadillo le reveló si la mercancía sería recibida o no, contestó:

“No, nunca me dijo si se iba a recibir o no lo comprado, solamente me dijo: ‘se va a hacer este movimiento, haz todo el trámite y no preguntes’, refiriéndose a que hiciera los pagos, para esto me daba el nombre del proveedor”…

Se le preguntó si cuando hizo las fichas únicas de operación tenía a la vista las facturas, y así respondió:

“No, ya que primeramente hice los pagos, haciendo las transferencias bancarias a los nombres que él me indicaba, así como las cantidades, simulando que todo estaba bien, como a los tres días después de que hice las transferencias, el contador José Manuel Encarnación Delgadillo me hizo entrega de las facturas, sin sello de recibido y fue así que hice las cartas de instrucción y las fichas de operación, firmándomelas enseguida, todo esto se hizo unos dos días antes de que se terminara la anterior administración”.

Preguntó el agente ministerial:

- Que diga el declarante Víctor Hugo Delgado Guzmán, si por estas acciones realizadas recibió algún beneficio por parte del contador José Manuel Encarnación Delgadillo.

- No, no recibí ningún beneficio por parte del contador José Manuel Encarnación Delgadillo.

- Que diga el declarante Víctor Hugo Delgado Guzmán, si recibió alguna amenaza o intimidación por parte del contador José Manuel Encarnación Delgadillo.

- No, ninguna, todo lo hice por indicaciones del propio contador José Manuel Encarnación Delgadillo.

En la nota de noviembre del 2015, este reportero documentó otra parte de la declaración ante un juez penal por parte Encarnación Delgadillo. 

Precisó respecto al ex gobernador:

“Durante el proceso, no recuerdo exactamente fue hace seis u ocho meses vi personalmente al licenciado Ney González en la ciudad de Guadalajara y le comenté que me habían vuelto a citar respecto a este asunto o proceso y su respuesta fue: ‘si te vuelven a citar o hablar tú dí que yo dí la orden’ y que ese dinero era para pagar su seguridad de los israelitas entre otras cosas y que ‘me llamen a mi’”…

Al ventilarse el cúmulo de evidencias que arroja ese juicio, esa maquinaria de corrupción, resulta inexplicable que el asunto haya sido frenado para que no tocara al ex gobernador Ney González Sánchez y al ex secretario de Administración y Finanzas Florencio Román Messina.

¿Por qué el encubrimiento?. 

(Publicidad del ex gobernador en su quinto informe. Foto: Oscar Verdín/relatosnayarit)

** NO se autoriza la transcripción o copiar y pegar las notas de Relatos Nayarit a otros medios de comunicación. NO al robo de notas.   

 

X

Right Click

No right click