Sidebar

19
Jue, Oct
34 Nuevos articulos

“Mundito” mete en aprietos al Tribunal de Justicia Administrativa

Noticias
Tipografia

* En reunión que ahora se conoce, ex gobernador mermó liderazgo de dos magistrados y concentró todo el poder en un tercero, que había sido su secretario: Raymundo García Chávez. 

 

Unas semanas después de que el Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) iniciara funciones en enero de este año, el entonces gobernador Roberto Sandoval Castañeda se reunió con los más de 30 funcionarios del mismo para dejarles en claro una cosa: Raymundo García Chávez -“Mundito”- era el magistrado de sus confianzas, quien llevaría las riendas del Tribunal. Con él debían realizar las consultas.

El anuncio de Sandoval representó un duro golpe para el magistrado presidente Jesús Ramírez de la Torre, puesto que el gobernador mermó su liderazgo, considerando además que es el magistrado con experiencia en juicios administrativos. Pero la orden también dañó a la magistrada Catalina Ruiz Ruiz, relegada a un tercer plano. 

El citado encuentro, confirmado a este reportero por asistentes al mismo, también contó con la presencia del fiscal Édgar Veytia.

Lo anterior representa otro ejemplo de la concentración de poder en numerosas instituciones públicas por parte de Sandoval y sus cercanos, pretendiendo perpetuarse incluso después de la conclusión del cargo. “Mundito” había sido su secretario y en el 2016 lo hizo, primero, notario público número 38 con oficinas en Bahía de Banderas –de lo cual cuenta con licencia-, y después magistrado administrativo, además de que desde 2012 es senador suplente de Manuel Cota Jiménez, por el PRI.

Cuando Manuel Cota pidió licencia al Senado para aspirar al Gobierno del Estado, García Chávez entró en su lugar, a principios de febrero, poco después de la reunión que aquí se informa. Es decir, era un senador que al mismo tiempo decidía sobre tareas del Tribunal de Justicia Administrativa. Y eso, al paso del tiempo y cuando ni Sandoval ni Veytia están en funciones, ya cobra factura.

Se conoce que en su breve vida el TJA ya enfrenta graves problemas administrativos.

Otra situación que se advierte es el ausentismo de Raymundo García, a quien le llevan expedientes a su casa para alguna firma, lo que es de sobra conocido por empleados del TJA. En julio pasado, en la semana previa al periodo vacacional, incluso adelantó los días de descanso para el personal de su ponencia, lo que causó molestia al resto de funcionarios, que sí se presentaron a laborar.

Una situación que preocupa en el Tribunal de Justicia Administrativa es el entorno de García Chávez, que frecuentemente es acompañado por escoltas que portan armas de fuego. Además, se transporta en vehículos de lujo, creyéndose que algunos serían blindados. Se preguntan por qué un ex secretario de gobernador necesitaría guardias de seguridad. 

A la muerte del sobrino de Roberto, Hugo Ismael Sánchez Sandoval, abatido el 19 de septiembre en el libramiento carretero, Raymundo García dejó de presentarse varios días al TJA, contagiado por el miedo que alcanzó a no pocos. 

Pero si ello acontece en el joven tribunal, fuentes de la Fiscalía General del Estado aseguran que tras la detención de Veytia a finales de marzo, Roberto encargó a “Mundito” estar pendiente de las decisiones que ahí fueran tomadas.

Hace unos meses, al filtrarse un audio de Alejandro Fonseca, entonces rector de la Universidad Tecnológica, describió magistralmente la corrupción de su jefe y de sus cuates, García Chávez uno de ellos.

Consentido de Sandoval Castañeda, no son pocos los que creen que su ex secretario conoce y fue pieza clave en los negocios de aquel, pero igual se le ubica como un personaje que podría haber acumulado una fortuna desde la función pública, mucho dinero del cual habría sido sacado del Estado.

Tan sólo la semana pasada trascendió que un operativo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en la Bahía de Matanchén, municipio de San Blas, y que arrojó la clausura del restaurante La Picantería, tendría un transfondo mayor: la ubicación de negocios vinculados a Sandoval o de quienes fueron sus funcionarios cercanos, a propósito del auge turístico por el muelle en esa zona y de que ahí termina la autopista Tepic-San Blas.

Por lo pronto, las versiones de presunta mala administración en el Tribunal de Justicia Administrativa no parecen menores. 

(Raymundo en febrero pasado, en el Senado)

 

X

Right Click

No right click